Maite importancia

Sólo captamos la presencia de quienes nos interesan.

¿Quién se hace interesante? – Quien es:

  • Imprescindible: ofrece lo que necesitamos.
  • Profesional: inspira confianza y capacidad.
  • Efectivo: se centra en su actuación puntual y resuelve.
  • Atractivo: su presencia produce efectos de agrado.
  • Buen comunicador: irradia simpatía.
  • Colaborador: empatiza y soluciona.
  • Solidario: busca ventajas para su interlocutor.

¿Y todo ello debe transmitirse en la primera imagen? Sería perfecto

Sea cual sea la función profesional que tenga que desempeñarse, debe tenerse en cuenta que estos siete puntos son de obligado cumplimiento desde el primer momento de la relación.

Todos tenemos “pautas fijas” en nuestro repertorio de actuaciones, las que forman parte de nuestro carácter y temperamento, y “pautas móviles” sobre las que podemos actuar, moldear y ajustar a cada situación, educándolas para que se conviertan en el mejor aliado de nuestra actuación.

Y ambas se manifiestan en dos niveles: consciente e inconsciente.

Conocemos sólo una pequeña parte de los mensajes que enviamos.